Pedí a EE.UU. que no construya una base militar en el mar de Japón

ACTUALIZACIÓN:
Este viernes el gobernador de Okinawa, Takeshi Onaga, quien estaba en contra de esta construcción, se reunirá finalmente con Caroline Kennedy, embajadora de los Estados Unidos en Japón. Llevamos más de 50.000 firmas a la embajadora, mostrando nuestro apoyo al gobernador Onaga. Gracias a todos los que se sumaron para salvar el último hogar de los dugones y por expresar su deseo de ver un futuro con bellezas naturales.


La marina de Estados Unidos tiene un proyecto para construir una de sus bases militares en la bahía de Henoko, en la isla Okinawa al sur de Japón. Ya empezaron a colocar bloques de cemento de 45 toneladas en el fondo del mar, poniendo en peligro una zona de gran importancia ambiental para la comunidad.


Los habitantes de Okinawa se oponen a esta construcción, sin embargo, hace pocos días el Ministro de Agricultura suspendió ese reclamo y autorizó que la base siga construyéndose. Por eso, solicitamos a la embajadora de EEUU en Japón que intervenga a fin de detener el proyecto hasta que se presente una solución que garantice la supervivencia de especies locales en extinción -como los dugones- y proteja al arrecife de coral y a las hierbas marinas, fundamentales para la vida de mar.

 

Los activistas locales están ahora de pie frente al área de construcción manifestándose y no bajan los brazos. Pedile ahora a Caroline Kennedy, embajadora de EEUU en Japón, que escuche el reclamo de la comunidad y detenga este proyecto. Completá el formulario a continuación.

 

42369 ya participaron

0 15
* Completá el campo sin 0 ni 15

Sí, deseo recibir más información sobre las campañas de Greenpeace y de cómo colaborar.