Necesitamos 30 millonarios de Twitter

Los activistas argentinos Camila Speziale y Hernán Pérez Orsi fueron acusados de piratería por la Justicia de Rusia, junto a 28 ambientalistas, después de realizar una acción pacífica para impedir que la empresa Gazprom, socia de Shell, hiciera la primera perforación para extraer petróleo en el Polo Norte. Este cargo tiene una pena máxima de 15 años de prisión.

No tenemos los miles de millones de dólares que gana Gazprom cada año. Pero el poder de las personas es más valioso que esos miles de millones. Necesitamos que todos se enteren de esta injusticia. Defender el Ártico no es un crimen.

Pedile a personas con más de un millón de seguidores en Twitter que muestren su apoyo a la liberación de los 30 defensores del Ártico. Con 30 millonarios de twitter que den RT a nuestro reclamo logramos multiplicar una voz influyente por cada detenido.